...

¿En qué consiste la terapia de ketamina para la salud mental?

Por: Paulina Aguilar

El tratamiento de ketamina podría ser una solución temporal a padecimientos mentales graves como la depresión, la ansiedad o el estrés postraumático. Te damos todos los detalles.

Hoy en día, el tabú al hablar sobre salud mental se ha ido erradicando, y ahora tenemos más información sobre nuevos y mejores tratamientos para diferentes padecimientos. Es por eso, que nos dimos a la tarea de investigar sobre el tratamiento de Ketamina y, para ello, entrevistamos a un experto en el tema.

Jason A. Duprat MBA, MSA, APRN, CRNA, es un enfermero anestesista y exoficial de la marina, convertido en empresario, que tiene una experiencia en la práctica privada, la tecnología de negocios, y la comercialización de la salud. Es el fundador de la Academia de Empresarios Sanitarios, la Academia de Ketamina y el cofundador de la Academia de Terapia Intravenosa.

¿Qué es la ketamina?

Imagen cortesía Jason A. Duprat, fundador de la Academia de Ketamina.

La ketamina es un medicamento genérico que ha sido aprobado por la FDA como anestésico desde la década de 1970. Pertenece a una clase especial de anestésicos, porque actúa sobre un receptor sobre el que la mayoría de los otros anestésicos no actúan, llamado receptor NMDA. También produce efectos psicológicos diferentes a los de otros anestésicos, este efecto suele denominarse disociación. Muchos pacientes, lo describen como una sensación de desconexión del propio cuerpo o como si estuvieran flotando. En dosis más elevadas que las habituales para el tratamiento de enfermedades mentales, la ketamina puede producir cambios visuales temporales e incluso alucinaciones. La ketamina es una sustancia controlada de la lista III y debe ser recetada por un profesional sanitario autorizado.

Crédito: Canva

¿En qué consiste el tratamiento con ketamina?

La mayoría de las clínicas ambulatorias ofrecen tratamientos con ketamina mediante infusiones intravenosas o inyecciones IM. La vía de administración y el diagnóstico del paciente influyen en el protocolo exacto utilizado en términos de dosis, frecuencia y número total de tratamientos necesarios.

Dado que la mayoría de los consultorios utilizan la ketamina racémica disponible genéricamente, y proporcionan sus tratamientos en forma de infusiones, me referiré específicamente a esos tratamientos. Para la salud mental, las infusiones de ketamina se administran en una serie inicial de seis infusiones, normalmente en el transcurso de dos semanas. Los rangos de dosificación suelen comenzar en torno a los 0,5 miligramos por kilo y por infusión. Muchos médicos creen que los pacientes pueden necesitar una titulación de la dosis y dosis más altas para beneficiarse de los efectos de la ketamina. Por lo tanto, se suelen ver prácticas que aumentan la dosis de cada infusión, en función de cada caso, si no informan de una mejora en sus síntomas. A la infusión le sigue un breve período de recuperación. Los periodos de recuperación duran entre 30 y 45 minutos en la mayoría de las consultas. Es el tiempo suficiente para que los efectos de la ketamina desaparezcan. Para que el paciente pueda caminar de forma estable y segura, cuando salga de la consulta, deberá tener un conductor que le lleve a casa y alguien que le cuide durante unas horas. No debe tomar ninguna decisión importante hasta el día siguiente.

Crédito: Canva

¿Para qué condiciones se recomienda?

Desde el año 2000, se han publicado muchos estudios que demuestran que la ketamina, cuando se administra en dosis bajas o moderadas, puede ser beneficiosa para una serie de enfermedades. Puede reducir los síntomas de la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático y otras enfermedades mentales. También puede aliviar el dolor crónico, que en algunos casos puede durar semanas o meses. Por último, la literatura también indica que puede ser útil en el tratamiento de los trastornos por abuso de sustancias.

¿Cuál es su tasa de éxito?

Esto varía de un paciente a otro, pero la literatura indica que alrededor del 70%, posiblemente, hasta el 75% de los pacientes que reciben tratamientos con ketamina para la depresión, obtienen un alivio significativo de los síntomas. Los estudios definen esto como una reducción de los síntomas de al menos el 50%. Cuando se trata de dolor crónico, la tasa de éxito varía, principalmente, debido al hecho de que el dolor tiene muchas etiologías diferentes y porque los pacientes responden de manera diferente a la ketamina según la razón de su dolor. En algunas condiciones de dolor crónico, como el síndrome de dolor regional complejo, ciertos estudios han informado de una reducción del dolor que puede durar semanas o incluso meses.

¿Cuánto tiempo debe mantenerse el tratamiento?

Los tratamientos con ketamina no son una cura para ninguna afección. Ayudan a aliviar los síntomas y, como tales, los tratamientos deben mantenerse periódicamente de forma continuada. La duración del efecto varía de un paciente a otro, pero en la mayoría de los casos, los pacientes volverán a recibir un tratamiento de ketamina adicional después de varias semanas.

¿Cuál es su costo?

El costo de la terapia con ketamina, varía en función del motivo por el que se prescriba. Todavía no está cubierta por la mayoría de los seguros médicos, por lo que a menudo es un gasto de bolsillo para los pacientes. Los costos de las infusiones para la salud mental, varían en todo el país. Normalmente, tienen un costo de entre 350 y 450 dólares por infusión, es el rango más común para los tratamientos de salud mental. En el caso del dolor crónico, los costos tienden a ser más elevados, simplemente porque la dosis es mayor y la duración de las infusiones es más larga. La mayoría de las consultas de dolor administran un protocolo de infusión de ketamina en el que la infusión dura varias horas, lo que aumenta el costo de la administración. Esas infusiones para el dolor suelen costar entre 700 y 900 dólares por infusión.

¿Cómo debe realizarse correctamente?

Los pacientes deben ser examinados adecuadamente. Cabe mencionar, que la terapia con Ketamina, está reservada para pacientes que han probado tratamientos médicos más tradicionales y no han sido efectivos. Ahora, existen programas de terapia con Ketamina, de formación y de certificación, que no estaban disponibles hace 5 o 6 años. Así que yo aconsejaría, que se busquen médicos que hayan completado un programa de formación completo. Idealmente, uno que esté aprobado a nivel nacional.

Crédito: Canva

¿Hay alguna contraindicación?

Las contraindicaciones varían, pero la presión arterial alta, el ritmo cardíaco rápido, los antecedentes de alucinaciones o esquizofrenia, los problemas con la vejiga, la mala función hepática, los problemas de aumento de la presión en el cerebro, entre otros, podrían ser contraindicaciones, que requieren ser evaluados por un profesional de la salud con licencia.

¿Dónde y cómo puede la gente acceder a este tratamiento?

La gente puede acceder a este tratamiento, a través de una variedad de clínicas ambulatorias. Incluso, algunos hospitales de todo el país, están administrando este tratamiento. Actualmente, hay al menos una clínica de Ketamina en la mayoría de las ciudades importantes. Hay bases de datos en línea que sólo incluyen clínicas que tienen proveedores capacitados en ketamina. La recomendación, es buscar en su área local, proveedores de ketamina, que hayan completado un programa de formación integral aprobado a nivel nacional, para la educación continua en la administración segura de la terapia con ketamina.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta antes de someterse a este tratamiento?

El primero, sería preguntarse si usted es potencialmente un buen candidato. ¿Tienes los diagnósticos que hemos comentado anteriormente, como resistencia al tratamiento, depresión, ansiedad, TEPT, dolor crónico o trastorno por abuso de sustancias? Lo siguiente, sería investigar el proveedor que evaluará, recetará y administrará el tratamiento. Su proveedor podría ser un enfermero, un médico o un asistente médico, y debería haber completado un programa de formación integral. A diferencia de lo que ocurría en el pasado, en la actualidad, existen múltiples programas de formación en terapia con ketamina que gozan de gran prestigio. También es necesario que pregunte a este proveedor, qué nivel de experiencia tiene y, en cuanto al protocolo, qué recomienda, y por qué.

¿Podría añadir alguna historia de éxito de personas que hayan pasado por este tratamiento?

En esta especialidad, hemos aplicado cientos de infusiones de terapia de ketamina, y tenemos múltiples historias de éxito. Para respetar la privacidad de los pacientes, no puedo entrar en los detalles, pero puedo contarlo. En muchas ocasiones, tuvimos pacientes y sus familias llorando, abrazándonos a mí y a los miembros de nuestro personal, porque estaban muy agradecidos, al ver que la terapia con ketamina, mejoró su calidad de vida, al disminuir sus peores síntomas, mucho más de lo que cualquier otro tratamiento médico había podido hacer. Uno de los pacientes, en concreto, volvió a producir música, algo que le encantaba en el pasado, pero que no había hecho en años, porque sus síntomas de depresión habían empeorado mucho. Existen innumerables historias, que cuentan cómo la terapia con ketamina, ha mejorado la vida de los pacientes.

 

Acerca del autor: Paulina Aguilar

Cathy-Nuestro-Stories-Writer-Image-200x275

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, catadora de pizza, cat whisper, experta en muggles y especialista en series y películas.

Contenido relacionado

¿Qué hacer si te ignoran? Los expertos nos dicen cómo salir triunfante de esta situación

5 Latinas creadoras de contenido ASMR, que tienes que seguir ahora mismo

Bailar: 3 razones por las que es la forma más divertida de mantenerte fit

¿Por qué siempre tengo sueño? Aquí te explicamos

1 2 3

© Copyright 2024 | Brilla Latina | Todos los derechos reservados

| Política de Privacidad